¿Por qué las distopías no deberían tener estereotipos femeninos?

¿Por qué las distopías no deberían tener estereotipos femeninos?

Hablando con mis amigos me he dado cuenta de que la ciencia ficción no es el género literario preferido de las lectoras o escritoras, y de que encontramos muchos estereotipos femeninos donde la mujer es solo la amante/pareja del protagonista, o es descrita por sus atributos sexuales, o simplemente no participa a la acción principal porque hay que protegerla. El problema es sobre todo cuando los libros son clasificados como distopía (ver artículo qué es distopía), una ciencia ficción social que pretende criticar una sociedad o un mundo futurista, y que deberían llegar a muchísimos más lectores que los seguidores de la ciencia ficción. El objetivo de estos libros no es solo hacernos pasar un buen rato leyendo, sino también sensibilizarnos sobre los peligros del futuro de la humanidad.

Es justamente sobre este tipo de libros distópicos que me estoy focalizando porque me gusta lo que enseñan y me gustaría que llegaran a más personas. Debo decir que hasta ahora estoy muy contenta por los temas sociales que he descubierto en la distopía: manipulación de masa, consumismo, cambio climático… Pero como no puedo evitar tener una mirada crítica hacia la posición de las mujeres en estos libros, a veces me he quejado en mis reseñas de algunos estereotipos femeninos que no me han gustado.

Empecé leyendo clásicos de principios del siglo XX y para algunos libros les disculpé pensando en la fecha en la que fueron escritos. Pero ahora que estoy leyendo libros recientes, escritos en el siglo XXI, me sorprende que sigan existiendo, ¿no hemos progresado? El balance me muestra que no son una mayoría, quizás es mala suerte que se hayan concentrado en mis últimas lecturas.

Y como no quiero que mis explicaciones puedan malinterpretarse, he querido hablar de 5 libros que me parecen buenos ejemplos, y 5 en los que corregiría alguno de estos estereotipos.


Ejemplos de estereotipos femeninos:

Pero empecemos hablando de lo que yo considero estereotipos femeninos en la ciencia ficción, basándome en criterios como el test de Bechdel o el principio de la pitufina:

  • Las mujeres son descritas físicamente por sus atributos sexuales; vale, puede que sea muy verídico que los hombres hagan ese primer análisis de nuestro cuerpo cuando nos ven por la primera vez; pero ¿por qué algunos libros no van más lejos en la descripción una vez que el personaje femenino cobra importancia?
  • Las mujeres no participan en las acciones importantes; y que conste que no estoy diciendo que haya que escribir libros con protagonistas femeninas, ¡no!. El escritor es libre de elegir si su personaje principal es hombre o mujer, pero si la mujer es secundaria, al menos que no sea un personaje vacío, que tenga algo en la cabeza, que su papel no se limite a ser la compañera sexual del protagonista.
  • Hay que proteger a las mujeres; este estereotipo es tan malo para los hombres como para las mujeres. Como si no existieran hombres que tienen miedo de ratas, serpientes o arañas. Solo añadiré que me encantan las historias donde las mujeres en papeles secundarios son las malas (véase Nosotros) o las salvadoras (véase Ubik).
  • Solo hay una mujer dentro de un grupo de hombres, es lo que se suele llamar el síndrome de la pitufina. Y evidentemente todos los hombres están pendientes de ella.

5 libros de distopía sin estereotipos femeninos que me marcaran:

1. «Nosotros» de Zamiátin

Quizás soy aún más crítica debido a que empecé leyendo la que dicen que es la primera distopía, y no encontré ninguno de estos estereotipos de forma flagrante. En «Nosotros», un libro escrito en 1920, los hombres y las mujeres tienen una relación de igualdad. Cierto, el protagonista es un hombre, pero como ya he dicho, ese no es el problema. Y toda la historia y las relaciones del protagonista con las mujeres son lógicas, bien estructuradas, creíbles.

2. «Fahrenheit 451» de Ray Bradbury

Es también una maravilla. En «Fahrenheit 451» hay una historia de desamor y de amor casi paternal, pero justamente, eso hace al personaje principal tan creíble y tan humano, que me encantó. Tampoco recuerdo ningún estereotipo femenino en esta joya de libro, a pesar de que algunas mujeres son muy criticadas, pero se entiende.

3. «El cuento de la criada» de Margaret Atwood

Fue una experiencia interesante por su manera de presentar el mundo desde la visión de una mujer. La crítica social de «El cuento de la criada» es justamente la forma de controlar las relaciones personales de hombres y mujeres a través de la religión, y de cómo las mujeres son explotadas. Por lo que no he visto estereotipos femeninos. Es cierto encambio que los personajes secundarios masculinos no están tampoco muy trabajados, y entiendo que haya hombres molestos. La historia encambio me pareció creíble, quizás por otras lecturas que había hecho antes, como comenté en este artículo sobre los libros que hay que leer para evitar que la distopía se vuelva nuestra realidad. Pero entiendo también que haya personas que no quieran estar viendo tantas distopías basadas en el sufrimiento de las mujeres en un posible futuro.

4. «La mano izquierda de la oscuridad» de Ursula K Le Guin

Con la lectura del libro «La mano izquierda de la oscuridad», descubrí que no se trataba realmente de una distopía, pero me encantó el mundo que había imaginado y la trama con los protagonistas. Está tan absolutamente bien construido y tan intenso en emociones que no me sorprende que la escritora sea una referencia de la ciencia ficción.

La mano izquierda de la oscuridad - qué es distopía y estereotipos femeninos

Por si no conoces este libro, te dejo una pequeña reseña sin spoiler que explica por qué lo he puesto en esta lista:

Es el relato de los esfuerzos de Genly Ai, representante de la federación galáctica de mundos (el Ekumen), para incorporar el mundo de Gueden a la sociedad galáctica. Pero sobre todo es una historia de fuga, de amistad y amor, de persecución de un objetivo más importante que uno mismo. Lo que más impresiona es la construcción del mundo gélido y alienígena que la escritora hace. Cambia el calendario, las horas, el vocabulario (muchas maneras de nombrar la nieve, no hay palabra para la guerra). Inventa una sociedad hermafrodita, donde todos los humanos pueden ser masculino o femenino, donde cualquiera puede concebir. Presenta dos países: uno monárquico con sus preocupaciones por el trono, y otro republicano con sus batallas políticas. Contado por varios narradores, formando un todo conexo al final.

Y si ya has leído el libro y quieres ver una reseña que describe en detalle el worldbuilding hecho por Ursula K. Le Guin te dejo el enlace a este excelente artículo de Nuria Sierra.

5. «Mañana todavía»

En el libro de relatos de distopía de «Mañana todavía» la mayoría de historias me parecieron libres de estereotipos. Pero he de alabar el relato de Javier Negrete: «Los centinelas del tiempo». En esta historia se critica un futuro distópico donde algunas mujeres estarían censurando todo lo que se pudiera decir contra la violencia de género o el sexismo, entre otras cosas. Y me parece estupendo criticar esa sociedad, porque una cosa es quejarse para cambiar mentalidades y otra es imponer los cambios sociales por la fuerza. A ver, que no se me malinterprete, no digo que no haya que ayudar a la protección o a la promoción de las mujeres, a veces es necesario establecer medidas para no tener que esperar 2 o 3 generaciones a que la situación mejore. Pero el cambio más durable será el que se haga convenciendo a la gente, y no imponiéndolo. Y en eso de convencer a veces fallamos.


5 libros de distopía en los que he encontrado algún estereotipo femenino:

Aunque son libros excelentes que recomiendo muchísimo leer por todo lo que enseñan (lo cito más abajo o en sus respectivas reseñas), aquí os dejo mi opinión personal basada en los tests antes citados:

1. «Un mundo feliz» de Aldous Huxley

Con la lectura de la distopía «Un mundo feliz» me enfadé de que las mujeres solo hablaban de sus relaciones con los hombres, de su dependencia a las drogas y de los tratamientos para sobrellevar el no concebir… ☹. Desde mi punto de vista, fracasó rotundamente el test de Bechdel. Por lo demás, como verás en el post, recomiendo muchísimo leer este libro.

2. «1984» de George Orwell

En la distopía «1984» de George Orwell la historia de amor del protagonista no me convenció, no me resultó creíble. Haciendo un pequeño spoiler, os cuento que el protagonista odiaba a una mujer y quería violarla hasta que descubrió que ella quería acostarse con él. Apenas habían hablado y se acostaron, y justo después ya estaba muy enamorado. Bof. Pero hice abstracción para retener solo los mensajes sociales importantes que tiene, sobre todo en la tercera parte del libro que me pareció impresionante.

3. «Ubik» de Philip K. Dick

«Ubik» tiene papeles secundarios femeninos muy bien conseguidos: fuertes, con poderes… Lo único malo es que la conversación entre ellas se limita únicamente a hablar de su relación con el protagonista. Y que a pesar de la importancia de alguna mujer en la trama y en el desenlace, el autor no utiliza su narrador en tercera persona con visión múltiple para contarnos una parte de la historia desde el punto de vista de una mujer. Pero, ¿por qué?   

4. «La Zone du Dehors» (La zona de fuera) de Alain Damasio.

Se trata de la primera novela de ciencia ficción de Alain Damasio, escritor francés, publicada por primera vez en 1999 y mejorada en 2007. Desde mi punto de vista, es un distopía que está a la altura de algunos grandes clásicos, ya que trata temas como: los implantes de sensores, la vigilancia extrema a través incluso de los ojos de algunas personas, la clasificación de la sociedad con pruebas psicotécnicas, los accesos restringidos en función del dinero, la violencia de la revolución y la manipulación a través de las emociones (affecting). Entre otras muchas reflexiones que tiene.

Libro distópico La Zone du dehors y estereotipos femeninos

Hace un guiño a Orwell ya que sitúa la acción en 2084. Encontramos un héroe Capt ou Captp, filósofo y estratega, junto a sus fieles compañeros de rebelión: el pintor Kamio y el fulgurante Slift. Serán con el resto del equipo de la Volte, un movimiento más que revolucionario, que intentarán oponerse al sistema en el que están encerrados dentro de un satélite de Saturno.

Y en esta sociedad futurista y esta revolución la única mujer es la novia del protagonista. Tengo que destacar que le da la voz narrativa en ocasiones, incluso para criticar a las otras mujeres casi inexistentes: “la mujer liberada, liberada una hora, la que le hizo falta para vestirse y maquillarse para seducir”. Lo que está menos desarrollado son esas reflexiones sobre la novia y sobre las mujeres en ese futuro distópico, así como las descripciones únicamente en función de su físico, con papeles sin acción, bastante vacíos. Solo al final parece que la novia es un poco sociable… Creo que se trata del principio de la pitufina.

Sin embargo, el resto del libro es casi una enciclopedia de ideas y reflexiones filosóficas mezcladas con acción que debería ser traducido en español.

5. «11,4 sueños luz» de Nicholas Avedon

«11,4 sueños luz» se anunciaba como una distopía, cierto, de fácil lectura y amena. Pero trata en realidad muchos temas y géneros diferentes: sociedad dividida entre ricos y pobres, bloqueo de fronteras, psicópatas alphas, inteligencias artificiales, realidad virtual, manipulación sensorial, colonización interplanetaria con sus conllevadas pruebas de selección, etc. Todo ello alrededor de muchas descripciones de sexo desde el punto de vista del protagonista, de una historia de superación personal y de amor, y un fondo de thriller policiaco y de chantaje del principio al final. Toda esta variedad puede hacerlo muy interesante, de hecho, lo leí en nada de tiempo.

11,4 libro distópico ciberpunk y estereotipos femeninos

Pero el enamoramiento y la relación del protagonista no me convencieron. Como tampoco me pareció muy lógico que el protagonista fuera contando sus problemas a algunas personas, sobre todo que decía no conocerlas bien. Creo que le faltaba algo a la historia. Así que tengo ganas de leer la segunda parte que ha publicado para ver si encuentro eso que me faltaba, y a ver si leo más libros de cyber-punk para entender mejor el género literario en el que muchos lectores lo han clasificado también.


Como habrás comprobado no hago miramientos para leer un libro u otro en función del test de Bechdel, pero desde que lo conozco, me fijo sin quererlo en esos criterios. Y sigue siendo algo muy subjetivo, por lo que puede que no estés del todo de acuerdo con mi opinión, y lo respeto. No dudes en dejarme un comentario.

Te recomiendo que no te dejes influenciar para elegir libro ni por mi artículo ni por ninguna reseña sobre el papel de la mujer en la historia. Pero hagámoslo saber para que los escritores y guionistas sepan evitar los estereotipos femeninos en el futuro. Sobre todo en los libros distópicos que pretenden divulgar un mensaje de sensibilización social.

Suscríbete a la lista de correo para estar informado de todo nuevo artículo de este blog:

La foto de las mujeres mirando el paisaje es de Nathan Dumlao, encontrada en Unsplash.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.