¬ŅQu√© es el cyberpunk? Neuromante y Snow Crash

¬ŅQu√© es el cyberpunk? Neuromante y Snow Crash

Buscando libros distópicos (ver qué es distopía) que me hicieran pensar en temas sociales y en el mundo en el que vivimos, encontré historias catalogadas como cyberpunk. He de reconocer que estuve muy desorientada leyendo los libros que analizo en este artículo. Por un lado, me gustaban los temas que abordaban, pero, al mismo tiempo, no me convencían por el aire de novela negra y de acción que tenían, y seguramente también por mi falta de empatía con los personajes.

Con este artículo he querido que descubras lo que es el cyberpunk y algunos de los temas sociales que he encontrado en dos libros muy representativos de este subgénero: Neuromante y Snow Crash.

¬ŅQu√© es el cyberpunk?

El cyberpunk es un subgénero de la ciencia ficción donde se mezclan el mundo cibernético/informático y la cultura punk como paradigma social o cultural. Refleja visiones distópicas del futuro con tecnología avanzada y un capitalismo exacerbado por megacorporaciones en contraposición con una sociedad con un bajo nivel de vida. Es por eso que hay quien lo considera un subgénero de la distopía.

Para entender bien qu√© lo hace especial, hay que saber lo que fue el movimiento punk que surgi√≥ en los a√Īos 70 bajo la influencia de bandas de garaje rock agresivo y transgresor. Se trataba al principio de un fen√≥meno est√©tico-musical, que con el tiempo fue convirti√©ndose en un movimiento est√©tico-filos√≥fico, con discursos afines a los revolucionarios, incluso a los anarquistas. Esta corriente anticultural se podr√≠a resumir en 3 lemas: ‚Äúhazlo a tu manera‚ÄĚ, ‚Äúrechaza los dogmas y cuestiona todo‚ÄĚ, ‚Äúdesprecia las modas y la sociedad de masas‚ÄĚ. Lo que hoy llamar√≠amos probablemente como ‚Äúantisistemas‚ÄĚ.

Foto de punks a√Īos 70

Origen del término Cyberpunk

El t√©rmino cyberpunk surgir√≠a hacia los a√Īos 80 para referirse a los libros dist√≥picos con hackers como protagonistas, mundos virtuales e inteligencias artificiales. Marcado por una lucha desesperanzada de unos j√≥venes o de unos marginados frente a un sistema capitalista establecido. Todo ello con una est√©tica del movimiento punk y un ambiente que tira hacia la novela negra.

Fue el escritor Bruce Bethke quien acu√Ī√≥ este t√©rmino para su historia corta ‚ÄúCyberpunk‚ÄĚ que no se publicar√≠a hasta noviembre de 1983.

Hay quien considera que este subgénero consiguió atraer a lectores jóvenes hacia los libros distópicos y el género de la ciencia ficción. Lo equivalente en nuestros días a las distopías adolescentes como la trilogía de Los juegos del hambre.

Libro distópico adolescente Los juegos del hambre cyberpunk

Libros Cyberpunk cl√°sicos:

El cyberpunk est√° muy presente en la pel√≠cula Blade Runner de Ridley Scott de 1982, basada en la novela de Philip K. Dick ‚Äú¬ŅSue√Īan los androides con ovejas el√©ctricas?‚ÄĚ de 1968, publicada antes de que el t√©rmino cyberpunk fuera acu√Īado.

Cyberpunk película Blade Runner

Algunos de los libros que los amantes de este subgénero citan como referencia de la revolución cyberpunk son:

  • Neuromante de William Gibson (1984)
Cyberpunk libro distópico Neuromante
  • Snow Crash de Neal Stephenson (1992)
Cyberpunk Snow Crash qué es distopía
  • Leyes del mercado de Richard Morgan (2004)
Cyberpunk libro distópico Las leyes del mercado
  • La chica mec√°nica de Paolo Bacigalupi (2009)
Cyberpunk libro distópico La chica mecánica

Estos son algunos ejemplos, pero hay muchísimos más. En este artículo solo te hablaré de dos libros: Neuromante y Snow Crash, por las similitudes que he encontrado entre ambos, muy características del subgénero.

Resumen de Neuromante:

En un futuro relativamente cercano, dentro de una sociedad con tecnolog√≠a avanzada, la realidad y la realidad virtual se mezclan constantemente. La mala fortuna lleva al protagonista Case, un hacker drogadicto que se ganaba la vida hurtando informaci√≥n en el ciberespacio, a la ciudadela de un clan industrial due√Īo de la IA. Durante miles de a√Īos los hombres so√Īaron con pactar con el diablo. Solo ahora ese pacto es posible.

Resumen de Snow Crash:

Tambi√©n en un futuro cercano, los americanos solo destacan haciendo cuatro cosas: m√ļsica, pel√≠culas, programas inform√°ticos‚Ķ y repartir pizza en menos de treinta minutos. En el mundo real, Hiro Protagonist trabaja de repartidor para Pizzas Cosa Nostra, Inc., pero en el Metaverso (el ciberespacio) es un pr√≠ncipe guerrero. Y en el Metaverso se enfrenta con algo a√ļn m√°s terrible que la posibilidad de llegar tarde a una entrega: el enigma de un virus que amenaza con provocar el infocalipsis.

Temas sociales y Conceptos comunes en Neuromante y Snow Crash :

Ciberespacio

William Gibson (autor de Neuromante) fue quien acu√Ī√≥ el t√©rmino ciberespacio (con su relato Burning Chrome de 1982 como ¬ęthe mass consensual hallucination¬Ľ in computer networks). Tambi√©n se anticip√≥ a internet, que se desarroll√≥ a partir de los a√Īos 90, describi√©ndolo en su libro como una red accesible desde cualquier computador o incluso implante cerebral que tuviera una interface. En su libro, ese ciberespacio era m√°s bien una realidad virtual que denominar√≠a varias veces como matriz: un vasto espacio tridimensional. Dicen que este libro ha inspirado la pel√≠cula ‚ÄúMatrix‚ÄĚ.

Cyberpunk película Matrix

En Snow Crash, el ciberespacio es el Metaverso. Neal Stephenson fue uno de los primeros en utilizar el t√©rmino ‚Äúavatar‚ÄĚ (la encarnaci√≥n terrestre de un Dios) para citar a los entes virtuales que cada uno puede crearse en el ciberespacio. Es muy interesante descubrir las reglas que impone sobre la conexi√≥n y desconexi√≥n al Metaverso, sobre la renderizaci√≥n de los rostros, sobre la altura, el color o incluso sobre el aspecto s√≥lido de los cuerpos cuando se agrupan en la entrada de bares selectos del ciberespacio.

Referencias a la cultura japonesa.

En Snow Crash el protagonista, Hiro (o Hiroaki) Protagonist, adem√°s de su nombre y su medio origen asi√°tico, se pasea con una espada larga o katan, y una espada corta o wakizashi.

En Neuromante, el protagonista Henry Dorsett Case empieza su historia en Japón, tratando de recuperar su sistema nervioso para conectarse de nuevo al ciberespacio.

Las mafias y las empresas multinacionales

En Snow Crash, las mafias son empresas (ya que no hay leyes que les regulen). Como ejemplo, se cita Narcolombia y sus hojas de coca, la italiana Nova Sicilia, la japonesa Yakuzas y sus empresas farmacéuticas que han construido una planta de elaboración de cocaína en Mexicali.

En Neuromante,

‚Äúel poder significa poder empresarial. Las multinacionales, vistas como organismos, hab√≠an conseguido una especie de mortalidad. No pod√≠as matar a una empresa asesinando a una docena de ejecutivos importantes; habr√≠a otros para ascender al puesto vacante.‚ÄĚ

Un mercado negro se hab√≠a formado para a√Īadir a los cuerpos humanos implantes, empalmes de nervios y microbi√≥nica.

La polución

En Snow Crash, las referencias al desastre climático son numerosas. En ese futuro cercano ha habido inundaciones causadas por deforestaciones en India que se tragaron Bangladesh y degeneraron en una guerra hidrológica. El efecto invernadero ha aumentado la temperatura hasta los cuarenta y tres grados y la humedad es muy alta. En las ciudades se respiran contaminantes industriales: aminoácidos, restos de amianto, pintura antioxidante, metales pesados. Se critica a los sistemas de climatización y la polución del freón (compuesto que se utilizó desde 1874 hasta su prohibición en 1987, antes de la publicación del libro).

En Neuromante se describen ciudades sórdidas con cielo gris. El aire está tan empeorado que la mitad de la gente lleva máscaras filtradoras. Pero no detalla mucho más los problemas climáticos.

El negocio de la información

En Snow Crash, Hiro además de repartidor de pizza es también hacker (programador) y tiene un trabajo auxiliar: cazadatos independiente para la CCI (la Corporación Central de Inteligencia de Langley (Virginia)). Varias veces se cita la información como mercancía importante, y los algoritmos sirven para llevar a cabo actividades esenciales a la sociedad.

Mundo digital algoritmos

En Neuromante, los vaqueros o hackers como Case se ganan la vida hurtando información, conectando sus cerebros en el ciberespacio.

‚Äúy alrededor de uno, la danza de los negocios, la informaci√≥n interactuando, los datos hechos carne en el laberinto del mercado negro‚ÄĚ.

Es curioso que libros publicados en 1984 y 1992 tuvieran tan claro que el capitalismo se orientar√≠a hacia lo que Yuval Noah Harari llama en 2020 ‚Äúel data√≠smo‚ÄĚ en su libro Homo Deus.

Los implantes y la genética

Desde el principio de Neuromante entendemos que los cuerpos pueden ser enteramente reconstruidos. Uno de los personajes que se cruza Case en el primer capitulo tiene 135 a√Īos gracias a la reprogramaci√≥n de su c√≥digo gen√©tico, y los empleados de una empresa Mitshubishi-Genentech ten√≠an tatuados el logo en el dorso de la mano, y se les implantaban avanzados microprocesadores que registraban los niveles de mut√°genos en el torrente sangu√≠neo. Alg√ļn otro personaje hab√≠a modificado sus pupilas para captar la luz como un gato. Sin hablar de la criogenizaci√≥n y de las drogas citadas varias veces en el libro.

En Snow Crash, se nos habla de chutes de testosterona para potenciar artificialmente los m√ļsculos y del implante de electrodos en el cerebro, o incluso el injerto de una antena en la base del cr√°neo. Tambi√©n existen drogas.

Quiero destacar tambi√©n un personaje, que dicen que es el que provoca m√°s empat√≠a en algunos lectores de Snow Crash (y estoy de acuerdo ūüėä) : La criatura rata, una Unidad Guardiana Semiat√≥noma A-367. Se trata de un perro del tama√Īo de un rottweiler, con el cuerpo segmentado en l√°minas r√≠gidas superpuestas, como el de un rinoceronte. Con componentes biol√≥gicos. Es decir, un perro bi√≥nico.


¬ŅQu√© destaco de Neuromante?

Algo que me sorprendió de esta novela es el protagonismo de la Inteligencia Artificial en la historia.

Para empezar, entendemos que las inteligencias artificiales son borradas por agentes de ‚ÄúTuring‚ÄĚ (curiosa la referencia, ¬Ņverdad?).

‚ÄúVer√°s, esos aparatos pueden trabajar muy duro, encontrar tiempo para escribir libros de cocina o lo que sea, pero en el minuto ‚ÄĒquiero decir el nanosegundo‚ÄĒ en que una de ellas comience a buscar formas de ser m√°s lista, el Turing la borra. Nadie se f√≠a de esas hijas de puta, ya lo sabes‚ÄĚ.

Y a medida que avanza la historia, la manipulación que la IA ejerce en lo que ocurre será cada vez más palpable para el protagonista Case.


¬ŅQu√© destaco de Snow Crash?

De los dos libros, he de reconocer que Snow Crash me ha resultado m√°s interesante por los m√ļltiples temas sociales que aborda, adem√°s de los ya citados en com√ļn con Neuromante:

1. Su crítica de la globalización:

‚Äú…hemos dejado escapar nuestra tecnolog√≠a a otros pa√≠ses; ahora todo se ha homogeneizado (‚Ķ) y han conseguido reducir a la nada nuestra ventaja en recursos naturales; ahora que la Mano Invisible ha cogido todas las desigualdades hist√≥ricas‚Ķ‚ÄĚ

2. Las m√ļltiples referencias al consumismo.

Muestra muchos productos que hoy forman parte de nuestra vida cotidiana: un centro comercial donde se puede hacer la compra sin bajarse del coche, la fibra √≥ptica, la evoluci√≥n de las bibliotecas hacia los soportes num√©ricos, un lector de c√≥digo de barras e incluso un interfaz Tierra que me ha hecho pensar en Google Maps y Google Earth. Me sorprendi√≥ en cambio que hablara de comidas sin glutamato (sin gluten!) ya que no es un tema del que se hablara mucho hasta hace unos diez a√Īos.

3. Su crítica de la comunicación a través del ciberespacio.

Existen personajes que reivindican en la historia la preferencia por un trato personal, a la antigua usanza:

‚ÄúCuando mi madre cumple a√Īos voy en persona y le doy un beso‚ÄĚ

Esto me hizo pensar en el confinamiento, el contacto digital no reemplaza el de verdad.

4. La crítica de los federales o asalariados de grandes empresas.

En el libro los federales son funcionarios del ej√©rcito, el FBI, la armada y otras fuerzas especiales. Pero no son los opresores del sistema, como podr√≠amos pensar. Los describe m√°s bien como v√≠ctimas, y justifica a√ļn m√°s la rebeli√≥n anti-sistema del protagonista.

  • Critica la presi√≥n ejercida por el poder de la jerarqu√≠a hacia los federales: registro de orificios corporales como castigo de insubordinaci√≥n, puestos de trabajo con gesti√≥n de datos para poder ser remplazados en cualquier momento, y prohibici√≥n de comer y fumar en exceso para reducir el seguro m√©dico.
  • Critica el maltrato psic√≥logico al que est√°n sometidos por no tener un despacho fijo: cada d√≠a se sientan en la primera estaci√≥n de trabajo libre que encuentran. Es lo que en las grandes empresas llaman ‚Äúopen space din√°micos‚ÄĚ, y que se generaliza cada vez m√°s.
  • Critica la burocracia que les rodea con programas de austeridad largos y tediosos. Durante varias p√°ginas nos habla de un producto que, en caso de carencia, puede ser complicado de gestionar: el papel higi√©nico. Tras el confinamiento y la desaparici√≥n de las estanter√≠as de supermercados del papel higi√©nico, leer varias p√°ginas de explicaci√≥n sobre la manera de gestionarlo, con federales que tienen que llevar su propio rollo de papel al trabajo, me pareci√≥ curioso, y me demostr√≥ hasta qu√© punto no √©ramos conscientes de la importancia de algunos productos de consumo antes de la pandemia del covid. Neal Stephenson lo ten√≠a claro. ūüėä

5. Y para terminar, Snow Crash habla de un mundo elitista donde la información es el nuevo poder:

‚ÄúTenemos una inmensa masa laboral analfabeta o que simplemente no lee, y que depende de la televisi√≥n, que es una especie de tradici√≥n oral. Y tenemos una peque√Īa √©lite que ocupa el poder, extremadamente culta, b√°sicamente la gente que se conecta al Metaverso, que comprende que la informaci√≥n es poder y que controla la sociedad porque tiene la capacidad cuasim√≠stica de hablar el idioma m√°gico de los ordenadores‚ÄĚ.

No estamos muy lejos de esta sociedad, como ya coment√© en el art√≠culo sobre el ensayo franc√©s del mundo digital, salvo que ahora se ha formado a muchos inform√°ticos para que sigan siendo ‚Äúfederales‚ÄĚ y la √©lite no cambie mucho. ¬ŅAcaso el cyberpunk asust√≥ a la √©lite? ¬ŅO simplemente cre√≥ vocaciones profesionales?

Conclusión

Creo que el cyberpunk puede ser un subgénero que guste a los informáticos, a los amantes de Matrix, Blade Runner, de películas de acción con mundos de realidad virtual y con IA. Recomiendo descubrirlo a todo el mundo, aunque no sea tu estilo de predilección, ya que está cargado de temas sociales muy interesantes.


Suscríbete a la lista de correo para estar informado de todo nuevo artículo de este blog:

La foto de de la portada es de Shot by Cerqueira; la foto de los jóvenes punk es de Viktor Forgacs; la foto de los datos que fluyen es de Markus Spiske. Todas sacadas de Unsplash.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.