5 temas para los que «Sapiens» de Yuval Noah Harari nos abre los ojos

5 temas para los que «Sapiens» de Yuval Noah Harari nos abre los ojos

¿Qué preguntas se hizo Yuval Noah Harari para pensar en todo lo que expone en su libro «Sapiens. De animales a dioses»? ¿Por qué este ensayo de un historiador ha podido situarse en top de ventas y cambiar la visión del mundo de muchas personas? ¿Cómo ha conseguido reunir tantas informaciones sobre biología, economía y antropología, entre muchas otras ciencias? Y sobre todo, ¿por qué me permito hacer comentarios críticos sobre un libro que se ha situado entre mis favoritos de no ficción?

No te engañes, mi reseña es muy positiva. De hecho, no paro de recomendar este libro «Sapiens. De animales a Dioses» de Yuval Noah Harari a todo el mundo que conozco. Porque aborda temas que salen en casi todas las conversaciones y que son muy interesantes: ecología, feminismo, homosexualidad, capitalismo, nacionalismo, felicidad, religión, bolsa, biotecnología, e incluso inteligencia artificial y cyborg. No es pues como otro libro que recomiendo leer: el ensayo francés «L’homme nu», que se focaliza solo en el mundo digital.

De verdad, no te asustes, en esta reseña no voy a detallar todos esos temas, ni lo muchísimo que he aprendido leyendo este libro. Solo comentaré los 5 que más me han marcado y que me han abierto los ojos. Y también los tres que critico, por muy documentado que esté el libro. Encambio advierto que esta selección de temas es totalmente subjetiva, y cada lector identificará sus 5, 10 o 21 mensajes que ha retenido. ¡Allá vamos!

Resumen del libro «Sapiens. De animales a Dioses» de Yuval Noah Harari:

Es un libro tan denso en conocimiento que la sinopsis de la contraportada solo hace una lista de las preguntas que el autor trata de contestar en el libro. Las cito textualmente:

¿Cómo nuestra especie ha conseguido dominar el planeta? ¿Por qué nuestros ancestros unieron sus fuerzas para crear ciudades y reinos? ¿Cómo hemos conseguido crear los conceptos de religión, de nación, de derechos del hombre? ¿A depender del dinero, de los libros y de las leyes? ¿A volvernos esclavos de la burocracia, de los horarios, del consumo de masa? ¿Y cuál será el mundo de mañana?

“La historia comenzó cuando los hombres inventaron los dioses. Y se acabará cuando se conviertan en dioses”.

Influencias:

Yuval Noah Harari es un historiador israelí con cuarenta y tres años. Lleva publicados tres libros, el primero es «Sapiens. De animales a dioses. Breve historia de la humanidad». El segundo libro «Homo Deus» (enlace amazon) habla de su visión del futuro. Y ha tenido también muy buena acogida por los lectores.

El tercero «21 lecciones para el siglo XXI» (enlace amazon) es un compendio de los mensajes de sus precedentes libros.

Se hizo profesor hace unos diez años, e impulsado por su pareja, que conocía el mundo editorial, escribió su primer libro. Así fue como «Sapiens. De animales a Dioses» fue publicado en hebreo en 2011, y sucesivamente traducido en muchas lenguas.

Yuval Noah Harari demuestra con este libro que sabe vulgarizar la ciencia para que cualquier persona pueda entenderla. Es un claro ejemplo de cómo el storytelling puede ayudar a atraer la atención del lector incluso sobre temas que no le resultaban atrayentes al principio. Como dice Carlos Salas en el quinto capítulo de su libro «Storytelling» (enlace amazon): los científicos cuentan historias. Y aunque suene a juego de palabras es realmente lo que cuenta Yuval Noah Harari: la historia del hombre; desde que era una especie cercana a los monos, hasta ahora en la que dominamos la tierra y buscamos la inmortalidad para volvernos una clase de dioses.


Este libro es EXCELENTE porque abre los ojos sobre lo siguiente:

1. El egocentrismo de la humanidad y su conllevada destrucción de las especies y del clima

  • Igual que la Tierra era el centro del Universo antes de que la astronomía nos demostrara que no, Yuval nos explica que la teoría según la cual el hombre evolucionó hasta llegar al Homo Sapiens, no cuadra con los descubrimientos que se hacen. El Homo erectus, el hombre de Neandertal no fueron los predecesores del Homo Sapiens, fueron sus primos, y en un momento de la historia, se extinguieron o los exterminamos.
  • El hombre se ha encontrado en el medio de la cadena alimentaria durante millones de años. Y hace apenas unos 100.000 que se situó en la cabeza de la pirámide alimentaria. El ecosistema no ha podido adaptarse, pero tampoco el hombre. Nuestras emociones de miedo y angustia son reflejos aún de cómo vivíamos oprimidos en la sabana, y eso nos hace ser más crueles y peligrosos. Las guerras y las catástrofes ecológicas son fruto de ese salto precipitado.
  • Yuval Noah Harari nos cuenta la historia de la expansión del Homo Sapiens, y nos habla de las múltiples especies que desaparecieron (y que están siendo descubiertas por los paleontólogos). Dice:

“Si fuéramos conscientes de cuantas especies hemos erradicado hasta hoy, quizás estaríamos más motivados para proteger aquellas que aún sobreviven”.

2. La organización de la sociedad con órdenes imaginarios (monetario, imperial y religioso)

  • El Homo Sapiens es el único que puede hablar de cosas que no existen realmente y creer en cosas imposibles. «Jamás convenceremos a un mono para que te dé un plátano con la promesa de darle cien en el cielo de los monos.» Esta metáfora que Yuval utiliza en su libro me ha hecho pensar en Persépolis y la historia de las llaves de los guerreros iraquíes. Si no la conoces tienes que leerla.
  • La organización de multitudes de humanos se consiguió gracias a lo que él llama: «el orden imaginario». Y para ello cita los ejemplos del código de Hammurabi de la antigua Babilonia que era clasista, y la Declaración de la Independencia Americana de 1776 donde todos somos iguales. Los dos ejemplos son vistos por cada generación como el medio necesario para que la sociedad viva estable y con prosperidad.
  • La unificación de la humanidad se debe al orden imaginario, pero añade que todo orden humano tiene sus contradicciones internas, forma parte de toda cultura y se le ha dado el nombre de disonancia cognitiva. Es un término que expliqué en la reseña del libro «1984».
  • Y mientras que seguimos organizándonos en términos de «nosotros» (el grupo que nos rodea) y «ellos» (los otros), vimos aparecer tres órdenes potencialmente universales (sin «ellos») que hizo que la humanidad se rigiera por un único conjunto de leyes:
    • El orden monetario (la moneda es el único sistema de confianza creado por el hombre que puede abarcar cualquier cultura, sin discriminación)
    • El orden imperial (los imperios expandieron la cultura, por ejemplo, los romanos con el latín y sus teatros)
    • Y el orden religioso (como sistema de normas y valores humanos fundado sobre la creencia en la existencia de un orden sobrehumano, y como contraejemplo: el fútbol); y también las religiones humanistas (liberalismo, socialismo, nacismo…).

3. La destrucción de nociones como el racismo y su alerta sobre el culturalismo.

«No hay justicia en la historia. Los occidentales modernos han aprendido a burlarse de la idea de jerarquía racial, pero la jerarquía de ricos y pobres parece perfectamente justificada a los ojos de muchos americanos y europeos.»

  • Yuval Noah Harari analiza la historia de la discriminación racial: cómo paradójicamente la superioridad genética —la inmunidad a enfermedades como la malaria/paludismo y la fiebre amarilla— se tradujo por una inferioridad social. Y cómo después de la abolición de la esclavitud, la legislación y los usos sociales racistas perpetuaron la segregación.
  • El historiador habla también de la tendencia al «culturalismo» que ha reemplazado al «racismo». Este término se aplicaría a los comentarios del tipo: «es propio de su cultura» en lugar de decir «es propio de su sangre». Los biólogos han podido desacreditar el racismo explicando que las diferencias biológicas entre poblaciones eran insignificantes, pero es mucho más difícil para un historiador o un antropólogo desacreditar el «culturalismo». Después de todo, si las diferencias culturales humanas son insignificantes, por qué pagar a historiadores o antropólogos para que las estudien.

4. La construcción optimista de la economía mundial y la necesidad de regularla

  • Algo muy impresionante del libro de Sapiens ha sido su explicación del funcionamiento de los bancos en el capítulo sobre el Credo Capitalista. Los bancos están autorizados a prestar aproximadamente diez dólares por cada dólar que poseen realmente (de manera muy macro resumida). Parece un montaje fraudulento, salvo que toda la economía está basada en ello. Es según Yuval un homenaje a la imaginación del hombre. Y es, gracias a esa confianza en el futuro que crea, que los bancos y toda la economía sobrevive y prospera:

Gran confianza en el avenir => mucho crédito => crecimiento rápido => Gran confianza…

  • Yuval habla de la historia de la creación de la Bolsa en Holanda, la primera crisis financiera en Francia (la burbuja Mississippi en 1717), y la relación «incestuosa” de las grandes empresas, el capital y el Estado, con el ejemplo de la Guerra del Opium en China (1840-1842), del Canal de Suez en Egipto (1881) y de la rebelión de Grecia contra el Imperio Otomano (1821).
  • Estos ejemplos le permiten explicar por qué está convencido de la necesidad de regular el mercado, en oposición a los fervientes capitalistas que luchan por el libre comercio.

5. El infierno del capitalismo con más oferta que demanda, y la reciente tendencia consumista.

  • El infierno capitalista nos ha traído una segunda revolución agrícola y la industrialización en cadena de la trata de animales. Pero aún más, ha creado el problema del consumismo, debido a que la oferta ha comenzado a superar la demanda, y que hay que convencernos de consumir/comprar objetos que no necesitamos. Ejemplo de la alimentación: primero nos convencen de comer mucho para luego hacernos comer productos para adelgazar.

Pero he identificado al menos 3 cosas que no me han convencido en el libro «Sapiens. De animales a Dioses» de Yuval Noah Harari:

1. Los temas en los que deja una pregunta abierta, sin concluir:

  • Parece defender una sociedad clasista, pero no capitalista. Parece más bien que sería un pirámide social con una élite de intelectuales, como en algunas civilizaciones antiguas. Quizás eso explica por qué hay quien encuentra el tono del libro pretencioso.

A partir del desarrollo de la agricultura y la industria permitimos a las personas contar con los talentos de los otros para sobrevivir, y se abrieron “nichos para los imbéciles”.

Los científicos sostienen que el comportamiento humano está determinado por las hormonas, los genes y las sinapsis, más que por el libre arbitrio. ¿Cuánto tiempo mantendremos la justicia separada de los departamentos de biología?

  • Parece también defender una sociedad de patriarcado, contra argumentando las teorías que intentan explicar por qué la sociedad lleva tanto tiempo siendo dominada por los hombres. Pero utiliza argumentos basados en estereotipos de género y sin entrar demasiado en el análisis del matriarcado en los animales.

“Si como se ha demostrado el patriarcado reposa sobre mitos infundados en lugar de sobre hechos biológicos, ¿cómo explicar la universalidad y la estabilidad de este sistema?”

  • Me gusta que defienda la homosexualidad como algo normal en la naturaleza, pero me hubiera gustado que tratara los interrogantes que la sociedad tiene sobre la transexualidad (¿el debate existe solo en España?)
  • Deja también la duda sobre el futuro del infierno capitalista. ¿Será algo de lo que hablará en su segundo libro «Homo Deus»?

2. Las generalizaciones que utiliza (la mayoría, generalmente, a menudo, es muy probable…).

  • No me parece muy propio de un científico, y me ha hecho ser bastante desconfiada de las afirmaciones que hace. Pero quizás sea un mal necesario para la vulgarización de algunos conceptos.

3. Su visión parcial de la historia de España.

  • Por ejemplo, en el libro explica la invasión de Numancia en España por el imperio Romano. Y dice que utilizamos aún a los antiguos habitantes de Numancia como modelo del patriotismo español… ¡qué raro! Yo siempre he crecido pensando que el pueblo que puso resistencia a los romanos fue el de Astérix y Obelix en Francia. Este artículo me demuestra que no soy la única. ¿De qué fuentes tiene esa información? Y me entra la duda ¿cuántas afirmaciones más no están bien documentadas?
  • Tampoco me ha convencido la explicación que da sobre el éxito de la colonización de América por las expediciones de Colón. Se debería, según Yuval Noah Harari, a una ambición insaciable de explorar y de conquistar de los europeos. Me hubiera gustado que analizara el contexto histórico que vivía España en esa época después de la reconquista de la peninsula a los árabes. Me parece que eso explicaría mejor esa ambición española, que luego fue imitada por el resto de países. Yuval compara esos primeros viajes españoles con las expediciones del chino Zheng He (1405-1433), lo que me ha hecho pensar en un libro de Gavin Menzies «1421 El año en que China descubrió el mundo» (enlace amazon) que intenta reconstruir los viajes chinos a América de aquella época. Lo recomiendo.

En conclusión:

Yuval Noah Harari no ha querido transmitir solo mensajes negativos como que la revolución agrícola fue un timo donde perdimos calidad de vida simplemente para que fuéramos una especie más numerosa. O que hemos caído en la trampa del confort y del lujo. O que no hay forma de salir de un orden imaginario sin entrar en otro, o salir del capitalismo existente.

No es pesimismo, yo lo veo más como un «alertador» que quiere abrirnos los ojos y quiere que decidamos sobre nuestro futuro, que no nos dejemos llevar por la inercia.

Pero son sus mensajes optimistas, los que hacen que mucha gente lo recomiende, ¡la primera yo!

“Cada punto de la historia es un cruce. Solo tenemos una ruta que viene del pasado al presente, pero hay en cambio innumerables caminos que conducen al futuro. Algunas vías tienen más probabilidades de que las elijamos, pero en la historia hemos visto que el hombre ha hecho giros inesperados.”

“Podemos concluir que nuestra época está entre el cielo y el infierno. La historia no ha decidido aún hacia dónde vamos.”

Así que si has llegado hasta aquí de esta inmensa reseña, no puedes dejar de leer este libro, es para ti. Y estaré deseando que me comentes lo que piensas, por las redes sociales, o via el enlace siguiente:

Contacto

Te dejo también el enlace hacia Amazon si te interesa comprar por internet el libro «Sapiens. De animales a Dioses» de Yuval Noah Harari, pero recuerda, no estás obligado.

La foto de la pintura del hombre prehistorico es de Crawford Jolly de Unsplash. La del mono comiendo un plátano es de Tj Kolesnik de Unsplash. Y la del supermercado de Bernard Hermant de Unsplash.

Si has encontrado un error, por favor, ayúdame a mejorar seleccionándo el texto en un ordenador o tableta, y apretando Ctrl+Enter.

Esta entrada tiene 2 comentarios

    1. ¡Muchísimas gracias! Estoy deseando leer Homo Deus que está en mi estantería esperando. Y me impresiona las conferencias que hace. Recomiendo seguir a Yuval Noah Harari a todo el mundo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Spelling error report

The following text will be sent to our editors: