Alimentación y salud en libros que cambiarán tu vida

  • Autor de la entrada:
  • Publicación de la entrada:28/03/2020
Alimentación y salud en libros que cambiarán tu vida

¿Estás cansad@ de hacer dietas milagrosas y recuperar tu peso? ¿O simplemente te das cuenta de que tu alimentación y salud no son lo adecuadas?

Visto cómo los paquetes de pasta han desaparecido de las estanterías de los supermercados durante el confinamiento del coronavirus, he pensado que tenía que hablarte de dos libros de nutrición que me han cambiado la vida, a mí y a mi hermana, la que me los recomendó. Me han permitido mejorar mi alimentación y mi salud. Me parece un tema social importante de actualidad.

«La Dieta del Metabolismo Acelerado» de Haylie Pomroy

Alimentación y salud: la dieta del metabolismo acelerado

Se trata de un libro escrito en 2013 por una aclamada nutricionista, Haylie Pomroy, reconocida en la comunidad médica americana, con pacientes famosos de Hollywood.

Este libro da una dieta de 28 días que permite guardar toda la energía, evitar digestiones pesadas y deshacerse de algunas adicciones como la cafeína o el azúcar. Para mí, lo más importante es que me hizo dar importancia a mi alimentación y mi salud.

El metabolismo ralentizado

Haylie Pomroy explica que nuestro metabolismo se ajusta al entorno físico, emocional y bioquímico en el que estamos. El metabolismo refleja lo que hacemos, creando un cuerpo que pueda sobrevivir a las condiciones a las que está sometido.

Según la autora, el estrés provoca que el organismo se ralentice y se ponga en modo almacenamiento de grasas. También incrementa la producción del cortisol y reduce el efecto de la hormona tiroidea en el metabolismo. No hay que comer con estrés, sino con placer, lo que estimulará la producción de endorfinas, y de serotonina que estimula la hormona tiroidea quema-grasas.

Alimentación y salud : foto del estrés

Algo que ella explica (y que puede ser debatido como veremos más adelante) es que cuando dejas de comer el cuerpo se ataca a nuestros músculos y no a nuestra grasa para recuperar energía.

Otra cosa que desaconseja es comer productos industriales. Explica que el hígado se encarga tanto de descomponer las sustancias químicas como de metabolizar la grasa de los alimentos de tus nalgas y del colesterol. Y ¿qué prefieres que haga? 😉

Recomienda pues comer productos ecológicos, sin aditivos, conservantes, pesticidas, insecticidas y hormonas. La charcutería libre de nitratos. La idea es mejorar la alimentación y la salud.

Ritmo de comidas y ejercicio

El programa que propone consiste en tres fases a la semana:

  • Sosegar el estrés y aligerar las suprarrenales (días 1 y 2) ⇨ transforma en energía la comida que consumes
  • Desbloquear la grasa almacenada y generar músculo (días 3 y 4) ⇨ libera la grasa acumulada
  • Desatar la combustión: hormonas, corazón y calor (días 5 a 7) ⇨ transforma la grasa recién liberada en energía

Estas fases vienen cada una de ellas definida por un tipo de alimentos y una forma de cocinar específica, así como el deporte correspondiente. En la fase 1 hay que hacer ejercicio cardiovascular, en la fase 2, ejercicio de refuerzo muscular y en la fase 3, actividades relajantes como yoga o caminatas e incluso un masaje.

Durante cuatro semanas hay que seguir esta rotación de fases para enseñar al organismo a cambiar de ritmo y salir del metabolismo ralentizado.

Alimentos desaconsejados

Haylie Pomroy recomienda no comer durante estas cuatro semanas los siguientes alimentos:

  • Nada de trigo (la agroindustria se ha desarrollado con variedades híbridas de trigo muy resistentes a las condiciones ambientales, y por lo tanto más difícil de descomponer por nuestro organismo)
  • Nada de maíz (se utiliza como una gran reserva de azúcar que impulsa la producción de grasa, para engordar los animales, ¿por qué no al hombre?)
  • Nada de lácteos (la velocidad de metabolización de los azúcares lentos de la lactosa es muy alta, como también su contenido de grasa de origen animal – a evitar durante los 28 días)
  • Nada de soja (el efecto estrogénico de la soja aumenta la grasa abdominal y provoca un aumento rápido de peso, en el ganado por ejemplo, lo que no es bueno para el hombre)
  • Nada de azúcar refinado, este azúcar en sangre es enviado directamente a las células grasas, por supervivencia. El azúcar refinado es tan adictivo para el cerebro y el cuerpo como la cocaína. También provoca un efecto supresor del sistema inmunológico.
  • Nada de cafeína: estresa las glándulas suprarrenales, y obliga al cuerpo a ir más allá de su estado óptimo de energía, por lo que obtiene de tus reservas esa energía, dejándote vacío y sin recursos.
  • Nada de alcohol (para evitar hacer trabajar al hígado)
  • Nada de frutas desecadas ni zumos de frutas (tiene demasiado azúcar)
  • Nada de edulcorantes ni endulzantes artificiales
  • Nada de alimentos de dieta libres de grasa.

Dieta de 28 días

Al final del libro ayuda a organizar tu plan semanal de comidas en función de tus horarios, tus gustos, tu ritmo de vida. Algo que me enseñó este libro fue a cocinar el fin de semana y a congelar la comida para la semana.

La primera semana será la semana de caída libre. La segunda semana empiezas a ver resultados. La tercera semana la gente alrededor también ve un cambio, pero hay tentación de abandonar. Y la cuarta semana ves los cambios en tu cuerpo y ves si algunos de los cambios en la alimentación pueden quedarse para siempre.

Haylie Pomroy aconseja repetir de vez en cuando su régimen, al menos por una semana, para no dejar que el metabolismo vuelva a un ritmo ralentizado.

Probado ✔

Hice esta dieta hace tres años durante un mes, y adelgacé bastante (4 o 5 kilos, creo recordar). He recuperado peso (el próximo libro me permitió entender porqué), pero sigo muy contenta de haber seguido esta dieta por que paré completamente la cafeína, los edulcorantes, los alimentos libres de grasa, las frutas desecadas y los zumos de frutas, y he reducido muchísimo los lácteos. Ahora compro productos biológicos: chocolate sin azúcar añadido, salsa de tomate sin azúcar añadido, y pasta y arroz de grano entero.

Me permitió darme cuenta de mi adicción al azúcar, y de la falsa excusa de tener que comer azucarado para tener energía. Ya no como cualquier cosa (con contadas excepciones, quiero decir), y le doy mucha importancia a la alimentación y la salud. Miro incluso la composición de los productos que compro. Gracias a este libro me interesé en la aplicación Yuka que utilizo para evitar (o «boicotear») los productos industriales con aditivos.


«El código de la obesidad» del doctor Jason Fung.

Alimentación y salud : El código de la obesidad

Este segundo libro lo he leído hace poco. El doctor Jason Fung es nefrólogo especializado en diabetes tipo 2 y obesidad, y tiene su propia clínica en Toronto.

Es un libro más orientado a explicar la obesidad que a dar una solución milagrosa en forma de régimen. Pero sus consejos pueden seguirse para perder peso, y también para mejorar la alimentación de forma saludable, y evitar la diabetes tipo 2.

Culpabilización de la obesidad

Empieza explicando la culpabilización que infligimos a las personas con sobrepeso. Nos han inculcado que la obesidad se debe a dos razones:  

  • Comer demasiado (gula)
  • Hacer poco ejercicio (pereza)

«Y la gula y pereza siendo pecados capitales, juzgamos que los obesos se lo han buscado. Y les discriminamos. Les compadecemos y detestamos a la vez.»

El problema no es solo que este sentimiento existe hacia las personas en sobrepeso sino también hacia nosotros mismos desde que tenemos unos kilos de más. Las personas obesas son muy duras consigo mismas. Así que este libro ayuda a quitarse esa culpabilización hacia nosotros mismos. Lo recomiendo a todo el que no esté contento con su peso, o el de los demás. 😉

El desequilibrio hormonal de nuestro metabolismo

Más de la mitad del libro está dedicado a hablar de experiencias y estudios que se han hecho para desechar todas las dietas conocidas: contra las grasas, proteínica, que cuenta las calorías… y para explicar que la obesidad se debe principalmente a un desajuste hormonal y no únicamente a un problema de fuerza de voluntad. Se trata en realidad de un exceso de cortisol y/o a un exceso de insulina, que crea a su vez una resistencia a la insulina.

Todo está muy bien documentado, con más de treinta páginas al final del libro con referencias a estudios. Hay muchas explicaciones sobre nuestro organismo, y descubrimos que el metabolismo ralentizado sería una consecuencia de ese desequilibrio hormonal.

También explica cómo nuestro organismo tiende a querer volver al peso de referencia corporal, lo que hace que tras una dieta volvamos a recuperar el peso perdido. Esta tendencia se explica por la resistencia a la insulina.

Con respecto al ejercicio dice lo siguiente:

“La dieta es Batman y el ejercicio es Robin. La dieta hace el 95% del trabajo y merece toda la atención. El ejercicio es como cepillarse los dientes: es bueno para nosotros y deberíamos llevarlo a cabo todos los días. Pero no esperes que te sirva para perder peso.”

Factores de la obesidad

Así que el libro es honesto, no te dice lo que puedes ganar, no da una dieta relámpago, no te promete falsos milagros.

Te explica incluso que no sabe qué es lo mejor para ti, ya que hay múltiples factores superpuestos que conducen a la obesidad, pero te dice como tratar cada uno de esos factores:

  • En algunos pacientes el principal problema será el azúcar o los carbohidratos refinados, por lo que les iría mejor una dieta baja en carbohidratos.
  • En otros, el problema es la resistencia a la insulina, y recomienda cambiar las horas y las frecuencias de las ingestas, e incluso llevar a cabo ayunos intermitentes entre 24 y 36h para mantener el nivel de insulina bajo.
  • Y para otros el factor predominante será el cortisol, de modo que las técnicas de reducción del estrés o la corrección de la privación del sueño pueden tener una importancia crucial para ellos. Y les orienta hacia la meditación mindfulness, el yoga, el masaje terapéutico y el ejercicio.
  • En otros casos, la dieta puede estar falta de fibras
Alimentación y salud pasta

Pautas de alimentación

Lo que sí recomienda a todos es mejorar la alimentación y la salud siguiendo varias pautas:

  1. Reducir el consumo de azúcares añadidos (y edulcorantes, siropes, jarabes, miel, almidón, fructosa…).
    • Recomienda remplazar los postres por fruta fresca, y un consumo moderado de chocolate negro ( >70%) y frutos secos.
    • No comer entre horas, y desayunar solo si hay hambre.
    • Evitar sodas y bebidas alcohólicas. Y aunque un consumo moderado de vino tinto no se asocia a un aumento de peso significativo, mejor beber agua.
    • No desaconseja ni el café, ni el té. Y las infusiones y el caldo de huesos son muy recomendables.  
  2. Reducir el consumo de granos refinados: harina blanca, pastas y fideos. Puestos a consumir pasta que sea de granos enteros, que aunque no es lo ideal, es una mejor opción. Lo mismo con el trigo entero y los cereales integrales.
  3. Moderar el consumo de proteínas (debe constituir entre 20 – 30% de tu ingesta total de calorías)
  4. Aumentar el consumo de grasas naturales: aceite de oliva, mantequilla, aceite de coco, sebo de ternera y manteca de cerdo, frutos secos, aguacates, e incluso productos lácteos enteros.
  5. Aumentar el consumo de factores protectores (fibra y vinagre)

Probado ✔

Como acabo de leer el libro, no puedo decir que me haya sido útil, pero estoy muy tentada de hacer algún ayuno, y parar completamente el azúcar. En el caso de mi hermana, veo que ha conseguido perder peso siguiendo sus consejos.

Creo también que visto que adelgazo facilmente en vacaciones, el factor principal de mis kilos de más es el estrés (el nivel de cortisol). Voy a empezar técnicas de relajación y mindfulness como Jason Fung aconseja.


Diferencias y similitudes de ambos libros:

Pienso que la gran diferencia entre ambos libros es que Haylie Pomroy da una dieta en su libro, con recetas de cocina para cada una de sus tres fases. La única receta que Jason Fung da en su libro es la del caldo de huesos. Difieren también en el alcohol, los productos lácteos, el café, y el ayuno.

Pero los puntos en común son enormes, sobre todo en lo que se refiere al tipo de alimentación y los efectos en la salud, por ejemplo, del azúcar, del trigo y el maíz, y de las grasas naturales.

Alimentación y salud grasas naturales

También están de acuerdo en la influencia de otros factores en la pérdida de peso, como los ritmos de comidas, el estrés, o la culpabilización de comer.

Por eso pienso que estos libros y sus métodos pueden ser complementarios.

Recomendado para mejorar tu alimentación y salud.

Estés en tu peso ideal o no, recomiendo estas lecturas para mejorar tu alimentación y tu salud, y espero que como a mí, te cambien la vida y te vuelvas más exigente con lo que comes. 😉


Si quieres comprar el libro «La Dieta del Metabolismo Acelerado» de Haylie Pomroy te dejo este enlace de Amazon. Y si quieres «El código de la obesidad» del doctor Jason Fung, te dejo este otro.

Suscríbete a la lista de correo para estar informado de todo nuevo artículo de este blog:

Foto de una chica estresada delante de su ordenador de Jeshoots Com, foto de un plato de pasta de Brooke Lark, y foto de un brocoli aderezado de aceite de Hessam Hojati, todas encontradas en Unsplash.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.