Ciudad, el mundo de los perros de Clifford D. Simak

En este momento estás viendo Ciudad, el mundo de los perros de Clifford D. Simak

Cuando elegimos Ciudad de Clifford D. Simak para el club de lectura de ciencia ficción y distopía que lancé via twitter en septiembre de 2021, no pensé que tuviera tantos temas y tropos de la ciencia ficción. Es un libro descatalogado en castellano, pero publicado en catalán por Editorial Cronos. En el fix-up original publicado en 1952, esta colección de relatos relacionados entre sí, constaba solo de ocho historias y sus correspondientes introducciones. Gracias a los excelentes compañeros del club, descubrí que Clifford D. Simak había escrito en 1973 un epílogo que daba una continuación a la historia con un cierre un poco más redondo.  

Portada libro Ciudad de Clifford D Simak

Resumen a través de una cita:

“La presente edición propone por primera vez, a nosotros los perros del mundo entero, ocho relatos altamente simbólicos, que, después de milenios, son objeto de debates en el seno de nuestra sociedad. Su origen mismo es un misterio. ¿Qué hay que ver en la figura emblemática del “hombre”? ¿Qué esconden los conceptos tan extraños para nosotros como son “ciudad” o “viaje a las estrellas”? Sea lo que sea, es indudable que la transmisión de estos relatos habrá dejado huella en nuestra civilización canina. Por lo que nos parece indispensable poner por escrito esta tradición oral. Mito o realidad, la pregunta queda abierta. Con su conocimiento, el lector decidirá.”

Las introducciones

Cada relato es presentado con un análisis de tres expertos perros que intentan averiguar si los conceptos de esas historias son verídicos o puramente imaginarios. Es bastante curioso descubrir que los perros consideran la ciudad como un concepto imposible, que crearía neurosis, y generaría una ansiedad colectiva. Creo que es una forma sutil de Clifford D. Simak de criticar el estrés en las ciudades. Pero también el concepto de exploración espacial les resulta complicado a los perros. Para ellos, las estrellas cuelgan del cielo. Hoy les consideraríamos perros “terraplanistas” 😉

Ciudad Los perros

Los relatos

El fix-up consta de 8 relatos y un epílogo (en algunas ediciones). De los ocho, he indicado mis preferidos en negrita:

  1. Ciudad
  2. Encierro
  3. Censo
  4. Deserción
  5. Paraíso
  6. Entretenimientos
  7. Esopo
  8. El modo más simple

Son historias pesimistas con respecto a la decadencia de la civilización humana debido a los instintos que nos conducen inexorablemente hacia la violencia y la extinción. Los mutantes y los robots parecen querer deshacerse de los humanos, ya que es la única forma de que los perros dejen de ser serviciales y desarrollen su propia civilización. Sin embargo, Clifford D Simak introduce con el relato Paraíso un concepto de felicidad absoluto a modo de utopía. Y con el último relato nos deja un dilema al que cada uno podría responder de manera diferente. Para el protagonista está claro: “Más vale perder un mundo que volver al asesinato”.

El autor: Clifford D. Simak

Nació en Wisconsin en 1904. Fue profesor y periodista. Empezó su carrera de escritor en los años 1930. Se perciben sus orígenes modestos como hijo de granjero a través de sus personajes que dan mucha importancia a la tierra y a la propiedad. Sus temas favoritos son la naturaleza y los robots antropomórficos. Ciudad será su obra más conocida. El humanismo y la sensibilidad de Clifford D. Simak le han consagrado como uno de los grandes escritores de género de la edad de oro de la ciencia ficción, al lado de Asimov o de Bradbury.

Ciutat, Ciudad de Clifford D Simak en catalán

Temas importantes en Ciudad

Me sorprendió que Ciudad tuviera tantos temas de la ciencia ficción: robots, apocalipsis y exploración espacial, por citar los más destacables. Pero además incluye espíritus, telepatía, realidad virtual, mundos paralelos y mutantes. Hace una mezcla sutil de ciencia con algo de magia que utiliza para cambiar de mundo o para transmitir genéticamente la evolución del habla de los perros. 

Los temas sociales que más me han marcado de este libro son los siguientes:

1. El abandono de las ciudades

En la época del surgimiento de las grandes ciudades con grandes rascacielos, los pensadores y artistas no eran todos favorables. Hay quien veía en ellas el principio del apocalípsis y esperaban una vuelta a la naturaleza (ver Nosotros de Zamiátin), pero también había defensores gracias a la proximidad al lugar del trabajo y la reducción de desplazamientos (resulta curioso cuando vemos los atascos y la polución de hoy en día).

Clifford D. Simak forma parte de los segundos por mucho que se le asocie como defensor de la naturaleza. En el libro lo comprobaremos dos veces, con la decadencia de la ciudad de los humanos y la de las hormigas (¿Hormiga?, pero ¿este libro no era una historia de perros?… Ya he dicho que este libro sorprende 😉).

Simak nos presenta una civilización que abandona las ciudades gracias a dos factores:

  • Existen medios de transportes individuales limpios y rápidos gracias a la energía atómica.
  • No se necesita suelo cultivable para la agricultura hidropónica. Se trata del cultivo sin suelo agrícola que usa disoluciones minerales, un método que se puso de moda en los años 1930 y que sigue de actualidad sobre todo en los países con condiciones agrícolas adversas.

Gracias a esas dos condiciones, las personas puedan apropiarse de terrenos a un precio muy bajo en los extrarradios de las ciudades y puedan desplazarse rápidamente para ir al trabajo aun viviendo en el campo.

Este primer relato de Ciudad me pareció muy actual, ya que vemos una tendencia a abandonar las ciudades debido a la pandemia y al aumento del teletrabajo.  

2. La reconversión profesional

Otro aspecto de este primer relato que me llamó la atención (pero es puramente anecdótico en la historia) es ese análisis que hizo Clifford D Simak de la necesaria reconversión profesional de los agricultores. En la historia crean comités de readaptación a nuevos puestos de trabajo. Es algo que seguimos viviendo hoy en día con la revolución digital y el aumento de automatización.

Demain les Chiens, Ciudad en francés

3. El aislamiento y la realidad virtual

En el segundo relato descubriremos la lucha de uno de los personajes para vencer su agorafobia. El hecho de tener todo accesible gracias a la realidad virtual desde el confort de su butaca, hace que el protagonista del relato no quiera estar rodeado de gente en un aeropuerto o durante un viaje. Creo que tras el confinamiento de la pandemia muchas personas han tenido o tendrán dificultades para volverse a encontrar dentro de una multitud de gente.

Es también debido a ese aislamiento que la civilización se deteriora:

“La humanidad ha perdido sus vínculos familiares, comerciales, el trabajo, la razón de vivir…”

4. La neurociencia y la comunicación empática

¿Te imaginas mirar a través de un caleidoscopio, o mirar publicidad urbana, y descubrir que esas imágenes te han cambiado la manera de funcionar tu cerebro? Es lo que descubrimos en uno de los relatos. De pronto la comunicación se volvería mucho más empática. Conseguiríamos ponernos en la piel de nuestro interlocutor y entender su punto de vista. Y viceversa. Cuando ambos entienden los dos puntos de vista, ¿no es más fácil llegar a un acuerdo?

Es esa comunicación la que pone en peligro el objetivo del protagonista del relato. ¿Y si ahora nadie puede frenar que la humanidad se encamine al desastre?

Ciudad de Minotauro de Clifford D Simak

Conclusión

Ciudad es un fix-up que recomiendo leer por los numerosos temas de la ciencia ficción que aborda. Sus muchas reflexiones sobre la civilización y los dilemas morales de la humanidad le situa entre las mejores obras clásicas de la ciencia ficción. Pero es también por los temas sociales evocados que recomiendo leer Ciudad a todo el mundo.


Suscríbete a la lista de correo para estar informado de todo nuevo artículo de este blog:

Y si quieres saber más, otra reseña que te invito a descubrir es la del sitio C Cyberdark, de Javier García. Eso sí, cuidado con los spoilers.

La foto de la portada es de Marco Biondi y la de los perros es de Camilo Fierro. Ambas encontradas en Unsplash. El resto son portadas de libros.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.